miércoles, 4 de febrero de 2015

El exilio del Mulá Krekar: ¿Aprenderá algo útil como a hacer punto de cruz?

Según la sentencia dictada hoy por un tribunal de Oslo, Najmuddin Faraj Ahmad, fundador de un grupo yihadista iraquí con vículos a Al Qaeda, puede ser reubicado contra su voluntad en un idílico pero remoto pueblo a unos 500 kilómetros de Oslo, donde vive su familia, tal y como pretende el Gobierno noruego que lo considera "una amenaza contra la seguridad nacional". La decisión del tribunal rechaza la demanda interpuesta por el abogado de este clérigo conocido como mulá Krekar, que en 2006 fue incluido en la lista de terroristas de la ONU. Según su letrado, alejar al clérigo de Oslo y reubicarlo en un centro para asilados de la localidad de Kyrksætertøra, junto al fiordo de Hemn, atentaba contra sus derechos humanos.

Aquí hay una biografía de este otro alianzadorcivilizacional. Un tipo encantador que en su país de origen sería torturado y condenado a muerte (por eso, no se le puede extraditar), pero que, en lugar de hacerle eso reflexionar sobre las bondades de la Sharia, ha seguido en su línea, como cabeza de la organización Ansar Al-Islam: predicando la Jihad. El pacífico este tenía vínculos con Jamal Zougam, uno de los condenados por el 11M.