martes, 7 de abril de 2015

Condenada por corrupción una exministra de Kichner

Tenía el dinero escondido en el baño. Debía ser que no entendió lo que era el "lavado de dinero", que diría Matías Prats.
Felisa Miceli se ha convertido en la primera ex ministra de Néstor Kirchner en recibir una condena firme, de tres años de prisión, aunque no deberá pasar por la cárcel. El Tribunal Oral Federal número 1 que la juzgó, en un gesto de generosidad, decidió declarar «en suspenso» el fallo para evitarle la escala en un calabozo por haber ocultado en el armario del cuarto de baño de su despacho del ministerio una bolsa con cien mil pesos (unos once mil dólares) y más de 31.00 dólares en efectivo, cuyo origen no pudo demostrar y que están decomisados.
Ahora dice que está arrepentida. Por supuesto, lo está de no haberlos escondido en otro sitio.