lunes, 23 de febrero de 2015

¿Regeneración?

Pues con estas cuentas, absolutamente podridas, me parece que no:
The national watchdog’s chief attorney, Olayo González Soler, has drafted a damning report pointing the finger of blame at Spain’s two main political organizations, the Popular Party (PP) and the Socialist Party (PSOE), but also at Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) and the Basque Nationalist Party (PNV), to name just a couple of others on the list. The report, to which EL PAÍS has had access, lists serious criminal offenses that include illegal debt cancellation, accounting that does not reflect real income and expenditure, odd loans to obscure foundations, and unlawful donations.

No se salva ni uno. Luego vienen con rollos de los principios democráticos, pero el movimiento se demuestra andando. Hay más podredumbre en estas cuentas que en los establos de Augías. A ver dónde encontramos a un Hércules que las limpie (Alaya se le parece mucho, no físicamente, pero sí en cuanto a la limpieza).

Por esta razón no hay regeneración porque todos se tapan a todos. Pero si no espabilan, esto acaba siendo un experimento político para correr los 100 metros lisos.