sábado, 4 de abril de 2015

El acuerdo entre Ecuador y Qatar

Más vínculos entre los bolivarianos y los estados islámicos del Golfo... por el dinero:
Catar ha comenzado a llamar la atención de un grupo muy reducido de ecuatorianos, por otros motivos. Resulta que el sistema financiero de ese país se ha propuesto desplazar a Suiza como el "paraíso" bancario de moda para nuevos millonarios en todo el planeta. Los servicios bancarios helvéticos siguen siendo demasiado caros para el estándar latinoamericano. Más importante aún es que el antiguo secreto de los bancos suizos ha dejado casi de existir.  
Hoy en Suiza hay una nueva legislación que persigue el dinero ilícito, sobre todo cuando se sospecha de evasión fiscal. Se conocen varios casos en los que Suiza tuvo que entregar a gobiernos extranjeros los nombres de los titulares de algunas de sus cuentas. 
Ese inconveniente, en Catar no existe. Catar es una monarquía absoluta, gobernada por la familia Al Zani desde hace dos siglos. No hay riesgo de un cambio abrupto en la legislación que ponga en riesgo el anonimato de los cuentacorrentistas. 
Hoy en día los bancos de Catar -fieles a la hospitalidad y amabilidad tradicionales del mundo árabe- anuncian por internet que recibirán a sus potenciales clientes en limosina al llegar al aeropuerto. El chofer les entregará un teléfono celular gratis y los trasladará al hotel. Más tarde los conducirá al banco, donde abrir una cuenta no tendrá ningún costo. El depósito mínimo inicial son 4.000 Riyal Qatarí (QAR), equivalentes a 1.099 dólares. Las transferencias de dinero son gratuitas y se puede cerrar la cuenta en cualquier instante.