sábado, 11 de abril de 2015

La célula catalana: un ejemplo más de la unión entre jihadismo y nazismo

El líder de la organización es Antonio Sáez Martínez, un español peluquero convertido al Islam. A su establecimiento, la peluquería La Románica en Barberá del Vallés (Barcelona), acudía habitualmente Diego Frías, conocido y cliente suyo. 
Sin embargo, no sólo les unía los cortes de pelo sino su odio a los judíos y su gusto por las armas. Ambos estaban ideológicamente muy distanciados, ya que este último se autoproclamaba neonazi (¿?). Sin embargo, sus intereses comunes les unieron hasta tal punto de que este último ha sido también detenido y enviado a prisión por un delito de colaboración con organización terrorista. 
Del auto del juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz se desprende que ambos planearon atentar contra una librería judía en Barcelona. El amigo neonazi sería el encargado de suministrar al líder del grupo Fraternidad Islámica explosivos y armas para llevar a cabo atentados en el territorio español.
Estaban tan ideológicamente distanciados como los integrantes dd esta foto o los musulmanes bosnios de las SS.
Hitler y el dirigente palestino Haj Amin Al Husseini

Anteriores: Un poco de memoria histórica para los independentistas catalanes | Los objetivos de los jihadistas en Cataluña |El cabecilla de la célula de la célula jihadista detenida en Cataluña es un español converso |