martes, 7 de abril de 2015

Se rechaza el último recurso del dirigente islamista Mohammad Kamaruzzaman, condenado a muerte en Bangladesh

Se le acusa en particular de la matanza de "la villa de las viudas", durante la guerra de la independencia del país en 1971. En dicha matanza 120 hombres desarmados fueron alineados y asesinados a las afueras del pueblo. Asimismo se le acusa también de asesinar a intelectuales del país.
Es el tercer dirigente en importancia del partido islamista Jamaat-e-Islami.
Agé de 62 ans, l'homme politique avait été condamné à mort en mai 2013 pour meurtres de masse, torture et enlèvement par un tribunal spécial pour les crimes de guerre. Selon l'accusation, le dirigeant islamiste était un chef de la milice pro-pakistanaise Al-Badr, accusée d'avoir tué des intellectuels du pays et d'avoir en particulier supervisé le massacre du « village des veuves », du nom de la ville frontalière de Sohagpur où au moins 120 paysans désarmés ont été alignés et tués dans des rizières.
Encantador el hombre. Si la cara es el espejo del alma, sólo hay que vérsela para pensar en qué tipo de alma puede albergar un tío con esa cara.

Eso sí, como no se ha admitido su recurso, y si no pide el indulto, podría ser colgado en los próximos días.

PS: La pena de muerte en estos casos contribuye más a convertir en víctimas a gente que son unos verdaderos psicópatas. Pero también es cierto que pueden escaparse de la cárcel y que además hay que pagarles el sustento de por vida. En los casos de terrorismo o grandes crímenes contra la Humanidad (no en los demás), no tengo clara mi posición.