miércoles, 21 de enero de 2015

A Alá pongo por testigo que jamás me afeitaré esta barba

Little Rock is Arkansas' capital and most popu...
Little Rock es la capital de Arkansas y su ciudad más poblada. (Foto: Wikipedia)
El Tribunal Supremo de Estados Unidos falló ayer de modo unánime en favor del derecho de los presidiarios musulmanes a llevar barba, porque así se lo establece su religión. La sentencia declara ilegal la normativa de las autoridades carcelarias de Arkansas, que prohíben esa práctica.

Los demás presos ya saben: deben fundar la secta de las barbas sagradas y nadie les obligará a afeitársela. Y dejar entrar a mujeres, porque, si alguna no quiere afeitarse, ¿por qué prohibírselo?

Esperemos eso sí, que no digan que por motivos religiosos no se la limpian, que no serían los primeros...