sábado, 24 de enero de 2015

El que mató a Nisman no vio Barrio Sésamo

Bebe con la izquierda, coge el móvil con la izquierda.
Se suicida con la derecha.
Se ve que no dominaba bien los conceptos de izquierda y derecha.

Pero no es la única cuestión que no cuadra de su muerte: aquí hay más. Hasta Lady Bótox ha cambiado su versión: ahora ya no considera que existió un suicidio, sino que hay una conspiración internacional contra su Gobierno.

Qué gran escritora de telenovelas se ha perdido.