sábado, 24 de enero de 2015

Maduro confía en Dios

Nicolas Maduro
Nicolas Maduro,  (Photo credit: Wikipedia)
Dios proveerá:
Nicolás Maduro sorprende al referirse a la divina providencia como garantía de que Venezuela podrá sortear la caída de los precios del petróleo. El mandatario ha dicho que aumentará la gasolina y mantendrá el control cambiario.
El día menos pensado anuncia que se ha consagrado a Dios. Pero, tranquilos, bolivarianos: ni eso le apartaría de ser el heredero de Chávez. Lo que no ha aclarado es si ha vuelto a ver a Chávez, en persona o en forma de pajarito.

Por lo que se ve, sin embargo, a quien realmente ha pedido ayuda es al Ayatolá Jamenei de Irán y a los bancos cataríes, ambos países representantes de las corrientes más modernas del Islam, ¿no?